sábado, 11 de octubre de 2014

UN GRAN TAMARITE ASALTA EL ISIDRO CALDERON

ATLETICO MONZON: Palau, Ramón, Lahilla, Campoy, Mario, Lasús, Ferandis, Brezmes,(Varcarcel min. 75) De Mesa, Xavi (Bermudez, min. 45), Adrián (Fran, min. 45).

CDJ TAMARITE: Callizo, Torrelles Franco Russo, Alberto, Monfort, Octavio, Juanjo, Bebeto, Iván, (Luis, min.80), Romero, (Pol, min. 93), Feliu, (Genis, min. 88).

Goles: 0-1, min. 36,  Bebeto, 1-1, min. 51 Mario, 1-2, min. 66 Iván, 1-3, min. 86, Franco Russo.

Arbitro: Sr. Gracia Magallon, auxiliado por Parrilla Perez y Silva Treviño, no lo tuvo fácil, en un partido con mucho que pitar, no contento a nadie. Amonesto por el Monzon a Ramon, Campoy, Ferrandis, De Mesa y Adrià, y por el Tamarite a Monfort, Bebeto, Iván y a Ocatvio por dos veces, expulsado en el minuto 60.

Incidencias: Tarde soleada y apacible para la práctica del balompié, gran ambiente en las gradas, duelo entre dos grandes aficiones de la que salió vencedora la visitante que llevo en volandas a su equipo.




En los prolegómenos del encuentro se podía oir, “estos de Tamarite, ¡ya pueden echar mano de la magia de Florences Gili si quieren llevarse algo!, y ¡de la protección de la Virgen del Patrocinio! ¡ Que no se lleven un saco!. ¡Pues vaya si echaron mano de Florences Gili! La magia que salió  de las botas de los literanos, solo podía ser producto de un hechizo mágico ingeniado por el Gran Florences. 

El juego desarrollado por los arlequinados fue pleno de fuerza, inteligencia y magia. Por suerte, la Virgen del Patrocinio también estuvo presente, en la primera intervención de Callizo ¡fue providencia!, y después, en la segunda parte, para poner pausa  en las piernas de los visitantes, y no castigarlos más, pues en esta parte del partido, fue providencial pero para ¡Palau¡ que estuvo sensacional.



Andaba cabizbajo antes de comenzar el partido el entrenador visitante, Ramón Castellarnau, pues, la plaga de bajas que arrastra el Tamarite, le hacía echar mano de los juveniles Pol y Mahamadou, y de Genis, que acaba de salir de una larga lesión, para rellenar la convocatoria. Aun así presentaba un equipo súper-competitivo, como así se demostró.

Por parte de los monzoneros, Mario Vicien, echaba en falta a Marcio, pero recuperaba efectivos con las recuperaciones y los fichajes.


Con estos preliminares dio comienzo el encuentro, con mucho respeto por parte de ambos equipos y con un ligero domino local, con un Tamarite agazapado, aguantando, algo nervioso, las primeras embestidas rojiblancas. En una de ellas, Adrià, el mejor de los locales en esta primera parte, penetra en el área con velocidad y encara a Callizo, quien, providencial, saca un pie y despeja el balón a córner.

El Monzón domina el balón, lo mueve y mueve, pero sin profundidad, sus tímidas arremetidas se estrellan contra la bien plantada defensa literana. Cuando no Monfort, si no Torrelles, y, para corregir los imperiales Alberto o Franco.

Se fue diluyendo el dominio de los del Cinca, y empezó a aparecer el Tamarite sobre el campo, los Juanjo, Romero, Octavio y Bebeto empezaron a ganar balones en el centro del campo, y lanzándolos a los estiletes que son Feliu e Iván. En el minuto 33, primera gran oportunidad de los visitantes, un pase magistral de Bebeto al corazón del área, se pierde por poco al no llegar Iván.

El Tamarite empezaba a funcionar en ataque, desbordaba Feliu, Juanjo y Romero mandaban el centro del campo y Bebeto, alternando la posición con Iván, despistaba a los centrales locales.



En el minuto 36, una gran jugada entre Feliu y Bebeto da sus frutos y este último marca el 0-1 por debajo de las piernas de Palau, un mazazo para los locales.

El Tamarite crecía en el campo, ganaba en todos los duelos, y evitaba cualquier arribada de los locales al área de Callizo.


Para finalizar la primera parte, Romero engancha un buen disparo que obliga a Palau a intervenir.
Media parte, y el Monzón dejaba dudas, el Tamarite las disipaba.

Durante el descanso, Mario Vicien movía el banquillo, sentaba a Xavi y a Adrián y daba entrada a Fran y a Bermudez buscando más mordiente.

Comenzó la segunda parte, con más dominio de los locales, algo más profundos, Fran  lo intentaba por la banda izquierda, De Mesa por el centro… y fruto de esto, seis minutos después de comenzar la segunda parte, un córner muy protestado por los visitantes, lo remata Mario para empatar el partido, comenzaba bien la segunda parte para los locales, 1-1.

Rápidamente, los visitantes tomaron el mando de las operaciones, lejos de amilanarse por el gol local, se ocuparon de controlar el tiempo del partido, y poner en apuros la defensa local. El lateral tamaritano Monfort remata de cabeza un córner que se va fuera por poco, corría el minuto 56.

Se llegó al minuto 60, el colegiado muestra la segunda amarilla a Octavio, que es expulsado, parecía que las cosas se ponían de cara para los locales.



Pero este Tamarite de Ramón Castellarnau es valiente, no entiende de dificultades, hizo bueno aquello de Helenio Herrera, que decía, que con diez se juega mejor que con once, empezó a hacer magia. Romero, Juanjo, Iván, y unos inconmensurables Bebeto y Feliu llevaban de cabeza a la defensa monzonera, en el minuto 66, Torrelles convertido en asistente, le da un balón de lujo a Iván que de disparo cruzado bate a Palau, 1-2.



En Monzón se estrellaba una y otra vez con la barrera literana, que les robaban el balón, Feliu asiste a Romero que cruza en exceso ante la salida de Palau. Corría el minuto 72.

Minuto 82, esta vez es Juanjo quien falla por poco, en el 83, Luis de cabeza hace lucirse a Palau, tres minutos después es Feliu, en saque de falta, y vuelve a lucirse Palau que la envía a córner. Se bota este y, Franco gana a todos sus oponentes,  para hacer subir al luminoso   el definitivo 1-3.



De ahí al final nada que destacar, un quiero y no puedo de un Monzón que deja muchas dudas, los 
inexplicables seis minutos que alargo el trencilla, y los canticos de las aficiones.

Las conclusiones, bueno, un Monzón que deja muchas dudas, en su juego, en su orden y quizá en la falta de entrega.

Por parte del Tamarite, que decir, un gran planteamiento por parte del equipo técnico, clase y calidad en el centro del campo, y trabajo y entrega en las demás líneas, una defensa que,  salvo alguna ligera laguna, se muestra inexpugnable, y un ataque letal.



Mención especial a las aficiones, sobre todo la literana que supo arropar y llevar en volandas a su equipo cuando este lo necesito. Gran afición la arlequinada.

Ni Florences podria imaginar esta magia, un final asi.

Con este resultado, el CDJ Tamarite se acuesta en tercera posición, empatado 15 puntos con el segundo, el Ebro.  

La próxima jornada, el Tamarite recibira al Ejea en la Colomina, os esperamos!!


Jesús R. Almuzara Nau- 

1 comentario: