sábado, 31 de enero de 2015

El TAMARITE PONE EL JUEGO, LOLO LA PEGADA

SARIÑENA: Pedro, Carbo, Montero (Mir, min. 85), Parra (Oli, min. 86), Ubeda, Cesar, Royo, Villellas, Veintemilla, Lolo, Larios (Diego Gomez, min. 74).

CDJ Tamarite: Gatell, Torrelles, Franco, Aleix, Monfort, Octavio, Bebeto, Juanjo, Juanma, Sasha (Valero, min. 68), Feliu (Llurda, min. 89).

Arbitro: Sr. Navarro Polo, auxiliado por Diego Lahuerta y Aquilino Fernandez, amonesto por el Sariñena a Montero, Parra y Lolo, por el Tamarite a Gatell, Juanjo y Feliu.

Goles: 1-0, min. 44, Ubeda, 2-0, min. 47, Lolo, 3-0, Ubeda, 4-0, min. 77, Veintemilla.


Incidencias: Partido jugado en sábado, terreno de juego en buen estado, mucho viento y frio, poco público sobre 130 espectadores.



Contar lo sucedido esta tarde en Los Carmenes es complicado, decir que hubo un equipo que jugo, que tuvo el balón y que este equipo perdió 4-0 es difícil de explicar, la diferencia se llama Lolo, el buen jugador del Sariñena fue el que marcó la diferencia, con su gol y su juego que fue el alma del equipo monegrino.

Y es que el Tamarite salto al terreno de juego sin complejos, olvidando el plomo que en los últimos 
partidos lastraba las botas de sus jugadores en los vestuarios, conscientes de que tenían mucho que ganar y poco que perder desplegaron el buen juego que desarrollaron en la primera parte de la temporada.

Por su parte los locales no podían jugar, presionados a la salida del balón, perdían el balón en el centro del campo, solo los balones largos a sus delanteros les dieron vida.
Comenzó el partido con respeto por parte de ambas escuadras, pero pronto el Tamarite empezó a presionar la salida del balón blanquilla lo que le daba el control del esférico, pero con poca eficiencia sobre la portería de Pedro.



Hasta el minuto 33 no se puede reseñar ningún disparo a puerta por parte del equipo local, cuando los visitantes ya se habían presentado en el área local en varias ocasiones con ocasiones no muy claras de Bebeto, Juanma y Feliu. Por parte local fue el omnipresente Lolo el que abrió fuego sobre la portería de Gatell, el balón se fue alto.

Pocos minutos después, el primer saque de esquina de los locales, Carbo se encontró el balón, solo ante la portería de Gatell y envió el balón alto cuando lo tenía todo a favor.  

El minuto 44 lo cambio todo, cuando el Tamarite controlaba el encuentro, un balón sin aparente peligro, Gatell sale a los pies de un delantero local, desliza con el balón en sus manos, y, ante las protestas locales, señala que este había salido del área con el balón en las manos, algo más que discutible, pues el cancerbero soltó el balón. Falta al borde del área que bota Lolo con maestria a corazón del área pequeña, donde Ubeda remata sin oposición el 1-0.



Gol que envía a los jugadores a los vestuarios con las espadas en todo lo alto.

Comenzó la segunda parte con un gol anulado a los visitantes, Juanma marca, y, ve como el colegiado, a instancias de su juez de línea no da validez al gol por un más que dudoso fuera de juego.

A la vuelta de esta clara oportunidad de empatar el encuentro, falta clara en el borde del área arlequinada, la saca Lolo que limpia las telarañas de la escuadra de la portería de Gatell, un gran gol del delantero blanquillo, transcurría el minuto 47, 2-0.

Minutos después, otra de esas decisiones arbitrales que pueden marcar el devenir de un encuentro, falta en el centro del campo a favor del Sariñena, Lolo la saca sin el consentimiento del trencilla, este para el juego pero no se atreve a amonestar al jugador monegrino con la consiguiente tarjeta amarilla (según reza el reglamento), habría sido la segunda con la correspondiente expulsión, sin duda habría cambiado el encuentro.



El equipo visitante no se daba por vencido, siguió desplegando un gran juego, pero sin efectividad cara al marco de Pedro, en el minuto 52, Octavio remata de cabeza a la escuadra, pero Pedro en una gran intervención evita el gol.

A partir de ahí, los visitantes lo intentaban, pero sin efectividad, fallaban el ultimo pase cuando se asomaban en el area.

El que no fallo fue Ubeda para marcar el 3-0, en el minuto 64, de nuevo Lolo bota una falta desde el lateral y de nuevo Ubeda de cabeza marca.

En el 77, contragolpe llevado por Lolo y finalizado por Veintemilla para poner el definitivo 4-0 en el electrónico.

Para finalizar, en el 83, Lolo engancha un gran disparo para que se luzca Gatell enviando el balón a corner.


Finalizo el encuentro con el equipo local ovacionado por los escasos aficionados locales.
En resumen, la efectividad de una gran escuadra, la monegrina, fue definitiva, frente a un buen Tamarite, que jugo más, pero le perdieron los pequeños detalles, su poca efectividad cara puerta y algunas más que cuestionables decisiones arbitrales. Resultado engañoso el que reflejaba el marcador al final del encuentro.


Jesus R. Almuzara

No hay comentarios:

Publicar un comentario