domingo, 18 de octubre de 2015

El lider no dio miedo en La Colomina

CDJ TAMARITE: Andrea, Bañuelos, Gómez, Bebeto, Egea, Xexi (Alberto, min. 75), Pol (Llurda, min. 60), Ibra, Feliu (Víctor, min. 66), Ramón, Romero (Toure, min. 79).

ROBRES: Miguel Ángel, Juan, Garrido, Nogueras, Olivan (Mir, min. 46), Rodríguez (Gil, min. 66), Rodellar, Ayneto, Alonso, Iván (Adrian, min. 60) Martinez, Cabrero (Perul, min. 83).

Goles:  1-0, min. 80 Ibra.

Arbitro: Sr. Nadal Avellanas, auxiliado por Estallo y Gañan. No estuvo a la altura del partido y no contento a nadie. Amonesto por el Tamarite a Egea y Llurda., y por el Robres a Rodellar, Nogueras, Cabrero, Adrián y a Garrido en dos ocasiones, la segunda en el minuto 82.



Incidencias: Tarde agradable y terreno de juego irregular. Buena entrada en la Colomina con numerosos aficionados visitantes.

El Robres llego a Tamarite como líder imbatido, el Tamarite como aspirante, ambos equipos mostraron sus credenciales desde el principio del encuentro los locales lanzados a por el encuentro bien posicionados pero volcados sobre el área monegrina y los visitantes defendiendo con orden a la espera de su oportunidad. Sin duda, como así fue se esperaba un gran encuentro. Y la verdad es que se dio, pero por parte local que arrollo a los visitantes.



Los locales dominaban el centro del campo, con Ramón, Ibra y Xexi omnipresentes, controlando cualquier mención de ataque de los visitantes, y si en alguna ocasión se les escapaba algo, allí estaba la línea defensiva para solucionarlo. Prueba de ello es que en los primeros 45 minutos, Andrea toco el balón únicamente en cesiones de sus compañeros o para saques de puerta, el primer y único disparo con algo de intención se dio en el minuto 15.

El ataque local lo intentaba todo, pero la buena defensa visitante impedía las alegrías locales.



Las oportunidades locales se dieron en el minuto 34, cuando Feliu, en dos ocasiones, tropezó con Miguel Ángel y su defensa en su doble disparo.

Nueve minutos más tarde, una gran combinación entre Romero y Bañuelos, da con el buen disparo del defensa local en el poste.

Ya en el 45, se cambiaron los papeles estos dos jugadores para que el disparo de Romero se fuera alto por poco.



Se llegó al final de la primera mitad con la sensación que el Tamarite había dejado escapar la oportunidad de irse con ventaja en el marcador, si esta acaba con un par de tantos en el casillero local no habría sido injusto.

En el comienzo de la segunda parte los visitantes parecían estirarse mas en pos de la portería de Andrea, pero la defensa local no permitió ni un solo remate entre los tres palos en todo el partido.

Los locales se hicieron dueños del partido y el Robres echaba mano de todo tipo de artimañas para parar el buen juego local, faltas, pérdidas de tiempo, protestas…


El Tamarite achuchaba, en el 54 Ibra, en inmejorable posición, estrella el balón sobre el cuerpo de Miguel Ángel.

Tres minutos después, doble oportunidad local que entre portero y defensa desbaratan.

En pleno festival local, en el 61 Feliu en jugada personal, dispara fuera por poco.

El primer acercamiento visitante se dio en el minuto 62, cuando una buena jugada de la delantera monegrina se va fuera por poco.


En el 67 se daba el segundo y ultimo acercamiento visitante sobre la portería de Andrea que se va muy desviado fuera.

Apretaban los locales, el ingreso sobre el terreno de juego de Víctor y Llurda daba más mordiente al ataque, en el 71 Llurda no llega por poco a un buen servicio de Romero.

El acoso local era incesante, los jugadores amarillos achicaban balones como podían, pero en el minuto 80, después de dos disparos repelidos el primero bajo los palos por Garrido y el segundo por Miguel Ángel, no pudieron parar el buen disparo de Ibra que hizo subir el merecidísimo 1-0 al marcador.


Entonces pareció despertar el líder, pero esta reacción duro escasos dos minutos, cuando la dureza con que se estuvieron empleando sus jugadores se vio reflejada con la segunda tarjeta y consiguiente expulsión de Garrido, allí se acabo el partido, el Tamarite se limitó a controlar las estériles arremetidas visitantes que en la Colomina no exhibieron su condición de líder y perdieron su imbatibilidad.

Gran partido local, que retoma la senda de la victoria y mostro garra, colocacion y futbol y un líder que exhibió su falta de gol, buena actitud defensiva y poca cosa mas.



Los locales fueron despedidos con una gran ovación por el numeroso público local.


Jesús R. Almuzara

No hay comentarios:

Publicar un comentario