domingo, 6 de marzo de 2016

El lider sabe aprovechar los presentes arbitrales

ROBRES, C.D.: Barrachina, Garrido, Iván. Mir, Nogueras, Rodri, Nacho Alonso (Arturo, 85), Ayneto (Edu, 67), Osanz, Kleber (James, 74) Néstor (Garza, 90).

CDJ TAMARITE: Andrea, Gómez (Llasera, 89), Alberto (Llurda, 73) Bebeto, Alberto Bañuelos, Ramón, Ibra, Romero, Pol (Víctor, 46), Feliu, Valero (Xexi, 58).

Goles: 1-0, min. 43, Ayneto.

Arbitro: Sr. José Ant. Gimeno Otal, auxiliado por Sergio Cuevas y Essa Juwara, absolutamente casero, hasta en tres ocasiones reclamaron los literanos claras manos en el área monegrina, pero en la única aproximación amarilla, un balón despejado por Alberto a banda desde el suelo, un jugador amarillo golpea el pie de este y no duda en señalar pena máxima, aparte de permitir el juego al límite, protestas y continuas pérdidas de tiempo a los locales. Amonesto por el Robres a Mir, Nogueras y Rodri, por el Tamarite a Gómez, Alberto Bañuelos, Alberto e Ibra asimismo como al técnico literano.

Incidencias: Tarde soleada, con ligero viento y fría, terreno de juego irregular y los ruidosos aficionados locales eran superados en número por los visitantes.



El Robres demostró ser un sólido líder en San Blas, no por su futbol, pues salvo los 10 primeros minutos al inicio del partido, y un arreon los cinco últimos de esta misma parte, no se asomó por el área de Andrea, eso sí, se defendió bien, con orden y oficio ysupo aprovechar su única aproximación al área tamaritana, en el minuto 42, para simular y aprovechar el penalti con el Sr. Colegiado les obsequio. A partir de entonces, un rosario de faltas, pérdidas de tiempo, presión al colegiado, simulaciones de faltas…vamos lo que en esto del futbol llaman “oficio”, pero futbol, futbol…poco.



Por su parte, el Tamarite supo aguantar la inicial presión local, intentar jugar en un terreno de juego irregular y un viento que no favorecia al juego, pero no supo derribar el frontón que monto el Robres en su área.

Del partido en sí, poco que contar, lo dicho, diez minutos de juego por parte de los locales al principio del partido, diez minutos al final de esta parte. El resto un quiero y me estrello por parte de los visitantes, que tuvieron sus oportunidades.



En el minuto 22, un buen disparo de Valero hace lucirse a Barrachina, más tarde, y precedido de una clara mano local en el área, Ibra a bocajarro, y la defensa despeja debajo de los palos.

Durante la segunda parte, lo más arriba relatado, un ataque constante de los literanos, y demostración del “oficio” monegrino con el visto bueno del colegiado, se reclamaron dos manos claras en el área amarilla, penaltis que debido a la falta de visión del árbitro y su línea, se fueron al “limbo de los penaltis”.

Aun así, el Tamarite disfruto de oportunidades, frente al “frontón” amarillo, Ibra pudo marcar, y Bañuelos tuvo su oportunidad. Pero se llegó al final del encuentro con el reseñado 1-0 a favor de los locales.

El colegiado se podría haber ahorrado el disgusto tamaritano, si el previo del encuentro, los hubiese reunido y les hubiese explicado “vosotros, los de rojo (Tamarite), jugáis al balompié, los de amarillo (Robres), jugaran a balonmano, pero si se caen en vuestra área, os castigare, para eso son los lideres”, y así, los aficionados tamaritanos habrían sabido a qué atenerse.



Partido, más bien arbitraje, para olvidar, y la próxima semana un nuevo asalto hacia la tercera división.


JR Almuzara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario